Cómo el e-commerce puede salvar tu empresa en época de Coronavirus

Actualizado: 16 may 2020




Es ahora cuando todos los consumidores en línea reaccionan diferentes, ¿verdad?

Las restricciones del coronavirus han hecho que las compañías deban aprender cómo lanzar nuevos negocios de comercio electrónico rápidamente y al menor costo posible.


La evidencia apunta a un cambio significativo y permanente en el comportamiento de los consumidores, lo cual implica una reducción en sus compras en tiendas y en su lugar se conectan y buscan adquirirlo por medios digitales.


En China, las compras en línea aumentaron entre 15 y 20 puntos porcentuales y el comercio electrónico en Italia aumentó un 81 por ciento en comparación con la última semana de febrero. Los consumidores estadounidenses han seguido en gran medida el mismo patrón.


La crisis del CORONAVIRUS es ante todo una tragedia humana, que requiere que las compañías tomen medidas inmediatas para proteger a su gente. En medio de este costo humano, las empresas también están comenzando a aceptar el impacto de la crisis en sus negocios.


Con el colapso de las compras fuera de línea, las estrategias de las empresas deberán centrarse en fortalecer su presencia en la web y, en algunos casos, en construir un negocio en línea.


En nuestra experiencia hemos descubierto que el problema no radica en la implementación de la tienda de comercio electrónico, sino en la falta de compresión de lo que realmente significa la implementación de una, en cómo afrontar la gestión digital para despegar y acelerar el negocio digital.


Cuando el CORONAVIRUS comenzó a interrumpir las rutinas diarias en Europa, los ingresos del comercio electrónico se triplicaron casi de la noche a la mañana.

A continuación, están las acciones que debemos interiorizar para implementar en nuestros negocios y dar el salto al e-commerce:


1. Sé pragmático


En lugar de intentar lanzar un negocio digital completo en todos los mercados a la vez, es más inteligente optar por ir al mercado rápidamente con una oferta limitada y en geografías limitadas, ganar una fuerte tracción y luego escalar agresivamente.


2. Sé claro con tus responsabilidades: asigna encargados, no tareas.


Un elemento crucial para aumentar la velocidad del lanzamiento de una e-commerce es designar claramente qué equipos serán responsables y de qué tareas, y luego darles el espacio para completar su trabajo.


Para un mejor entendimiento, tenemos el ejemplo de una cadena minorista de un negocio de comercio electrónico, la gerencia creó cuatro equipos con la responsabilidad de flujos de trabajo específicos y la propiedad de una determinada parte del recorrido del cliente.


Luego, la gerencia dio un paso atrás, dando a los equipos la responsabilidad y la flexibilidad para resolver cada problema no planificado que ocurrió allí y los empujó a ser creativos con soluciones.


En ese escenario, se designaron 4 equipos a cargo: el equipo de tecnología y diseño, el equipo de operaciones, el equipo de producto y el equipo de marketing.


Al final de cada día, todos los equipos se unieron para realizar una revisión completa para actualizarse mutuamente sobre los desarrollos más recientes.


Este hábito, junto con ceremonias ágiles sólidas, como la planificación semanal de sprint, demostraciones quincenales, retrospectivas y el uso de herramientas de colaboración (tableros Kanban y Slack), fue el contrapeso perfecto para la independencia del flujo de trabajo y aseguró que todos estuvieran sincronizados. veces.


Si deseas que te ayudemos a construir tu tienda online en una semana. Contáctanos ahora.

3. Aprende y adáptate


Poner en práctica las medidas correctas y los indicadores clave de rendimiento al principio del proceso de creación de un negocio de comercio electrónico es tan importante como lanzarlo rápidamente.


Te permite rastrear el progreso que SÍ importa para que puedan aprender, adaptarse e impulsar la mejora continua. No es suficiente medir la conversión general o la conversión por canal. En cambio, las empresas necesitan métricas más granulares, por ejemplo, para identificar cohortes de clientes relevantes, medir micro-conversiones por cohorte y luego mejorar continuamente ese caso de uso.


Las métricas o los indicadores clave de rendimiento que tienen un nivel demasiado alto no proporcionan una historia lo suficientemente clara. Este concepto, en particular, es crucial porque lanzar una presencia de comercio electrónico no es un proyecto discreto sino mucho más un programa de mejora continua (es decir, con una gestión diaria e interactiva con los 4 equipos funcionales que comentamos anteriormente)


En nuestro ejemplo del comercio electrónico minorista, el líder del negocio decidió desde el principio que el objetivo de la iniciativa de comercio electrónico era lanzar rápidamente un negocio que pudiera ganar fuerza dentro de una sola región y luego usarlo para aprender y mejorar antes de lanzarse globalmente.


La compañía sabía que primero necesitaba desarrollar un músculo para operar y optimizar un negocio digital multinacional, y que la mejor manera de hacerlo era aprendiendo a través de la acción, y enfocándose en su nicho. Es importante tener esto en cuenta, ya que en e-commerce mientras más especializados estés, mayor tráfico segmentado tendrás hacia tu sitio web.


Es importante capacitarse constantemente sobre este tema, ya que como se expuso anteriormente es un proceso de mejora continua e interactivo, que requiere del compromiso no solo del equipo ejecutor sino del Líder del Negocio.




No te pierdas los mejores artículos sobre tiendas online y estrategias de Marketing para e-commerce. Suscríbete a nuestro blog!




193 visualizaciones0 comentarios