Los 10 errores más comunes que cometen los emprendimientos

Actualizado: 3 abr 2020





Pon unos pocos emprendedores en una habitación y verás que el tema de conversación inevitablemente va a gravitar hacia los deslices que cometen su emprendimientos. Hemos estado en esa habitación suficientes veces para saber que después de un tiempo siempre se repite este mismo comportamiento. Comparto con ustedes los 10 errores más frecuentes, que también son reflejo de nuestra propia experiencia:


1. Contratar demasiado rápido


Como emprendedor, estás ansioso por moverte rápido y construir un gran negocio. No sólo es eso, sino que por naturaleza eres impaciente, no importa lo rápido que te estés moviendo. Eso es en parte lo que hace ser quien eres y eso, no se ajusta a la rutina normal de un trabajo corporativo.


Inevitablemente cometerás el error de contratar a alguien con demasiada rapidez. Simplemente no lo hagas. Escuche a tu intuición. Tómate su tiempo en la contratación: es la inversión más importante que harás. Hazlo con cuidado.


2. Dar muchas acciones demasiado rápido


Cada emprendedor ha estado en esta situación: se necesita dinero en efectivo de forma inminente y puerta tras puerta, se te cierran en tu cara. Entonces aparece alguien que está a la escucha, pero es un buitre. Estás tan muerto de hambre que el buitre se parece a un ángel (los business angels). Créeme, pueden sentir tu hambre y lo utilizarán para conseguir tanta la equidad como puedan.


3. No hacer caso de una corazonada


Odio lamentar. Normalmente no me arrepiento de las cosas, pero me arrepiento de las veces que no escucho a mi intuición. Siempre que no lo hice, después me arrepentí. La corazonada del fundador es uno de los activos más importantes de cualquier startup o negocio. Úsalas, y ten la confianza para pegarte a ellas.


4. Solamente confiar en tu intuición


Es necesario complementar una corazonada con una disciplina adecuada en la gestión: mira los números, los KPIs y la formulación de las estrategias y los planes. Si lo haces, va en contra de la naturaleza muchos emprendedores, pero es importante y será más fácil con la práctica.


Descarga nuestra guía de 4 experimentos probados de psicología de precios que te ayudará a persuadir a tus clientes de que compren tus productos

5. Escuchar demasiado a la gente ajena a tu negocio


Tener gente que no es de tu emprendimiento cerca, especialmente si son muy inteligentes, es grande. Te da perspectiva. Te ayuda a dar un paso atrás y ver las cosas desde una nueva perspectiva. Pero también te puede llevar por el camino de la destrucción si no tienes cuidado. Nadie conoce el negocio mejor que tú lo haces, ya que tú lo has construido. Así que es muy fácil para un inversor o emprendedor exitoso que te ciega con su dinero o éxito. Asegúrate de tomarlo todo con escepticismo.


6. Dar las cosas por sentadas


Especialmente cuando se trata de inversiones, no dar nada por sentado. Los inversores tienen amnesia y su dinero a menudo vienen antes sus promesas. Así que asegúrate de que tienes un plan de contingencia.


7. Subestimar a la competencia


Los mejores emprendedores son ferozmente competitivos y paranoicos. Miran a sus competidores con muy poco orgullo y con mucha determinación. Los perdedores son los que se regodean sobre sus propios logros.


8. No delegar


La mayoría de los emprendedores tienen dificultades en algún momento u otro a la hora de delegar. Ellos están acostumbrados a hacer lo todo por sí mismos. Pueden ser perfeccionistas y obsesivamente detallados o centrados en la imagen más grande.


Cosas increíbles pueden suceder cuando se delega y se contratan a personas para trabajar en tu negocio. Tendrás tiempo para pensar, jugar, encontrar cosas que se habían perdido, estrechar vínculos con tu equipo, echar un vistazo a la competencia y conocer a más gente.


9. Trabajar demasiado duro


Yo trabajo todo el tiempo. Incluso cuando no estoy trabajando, estoy pensando en el negocio. Sin embargo, he llegado a apreciar la importancia de salir y hacer cosas que hagan que deje de pensar en mi trabajo. En ese instante, es cuando la mayoría de mis mejores ideas me vienen.


10. Olvidarse de disfrutar del proceso


Por último, pero no menos importante: la diversión es la clave, especialmente si eres uno de los fundadores. La gente en tu equipo se verá en ti y algunos te emularán. Así que si eres miserable, toda tu empresa se convierte en miserable. Si eres optimista, te van a seguir.


Por este tipo de errores es que miles de emprendimientos cierran todo el año. Según INEI, en nuestro País se cierran 469 empresas por día.


Y por ello nace REVENUE, con el propósito de ayudar a los emprendimientos peruanos a reestructurar su estrategia de negocio y empezar a crecer en número de clientes. Nuestro último cliente creció 87% en dos meses y sus ventas pasaron de S/ 22,250 a S/ 42,660


¿Quieres conocer más? Visita nuestra web: www.revenue.pe




42 visualizaciones0 comentarios